sábado, 20 de enero de 2018

Salvaged (Saints of Dever #4)




Autor: Jay Crownover

Género: Ficción, Contemporáneo, Romance, New Adult.

Editorial: NA

Año: NA

Ranking: 3,5/5


Sinopsis


Hudson Wheeler es un buen tipo. Todos lo saben, incluyendo a su prometida que lo dejó con una boda cancelada y un bebé en camino. Está cansado de terminar el último y está listo para comenzar a vivir en el momento con noches empapadas de whisky, autos rápidos y hasta chicas más rápidas. Está listo para comenzar a vivir al límite, pero cuando conoce a Poppy Cruz, sus ojos tristes en la cara más hermosa que alguna vez haya visto lo atrapan de inmediato. Wheeler puede ver el dolor de Poppy y todo lo que quiere hacer es cuidarla y hacerla sonreír.

Poppy no puede recordar un momento en que no viera a extraños como el enemigo. Después de toda una vida de ser herida por los hombres que juraron protegerla, Poppy está decidida a mantenerse a salvo manteniendo a los demás alejados. La sonrisa sexy de Wheeler y las manos ásperas de horas restaurando autos clásicos no deberían cautivarla, pero cada vez que ella está con él, no puede evitar acercarse a él. Aunque está aterrorizada de volver a confiar, Poppy pronto se da cuenta de que podría herir aún más el hecho de que Wheeler quede fuera, y los intensos sentimientos que la atraviesan hacen casi imposible resistirse a él.

De lo único que Poppy está segura es de que su corazón necesita una reparación seria, y cuanto más tiempo pasa con Wheeler, más se convence de que es el único hombre con las herramientas para arreglarlo.

El autor

Jay Crownover es la autora internacional de The New York Times y USA Today de la serie Marked Men, The Saints of Denver Series y Breaking Point Series. Sus libros se pueden encontrar traducidos en muchos idiomas diferentes en todo el mundo. Ella es una nativa de Colorado tatuada y loca que vive en la base de las Montañas Rocosas con sus maravillosos perros. Aquí es donde frecuentemente se la puede encontrar disfrutando de una cerveza fría y los martes de Taco. Jay es una snob de la música autoproclamada y una amante de los libros que siempre está buscando su próxima aventura, entre las páginas y en el camino.

Experiencia Personal con este Libro

Este libro marca el final de una serie que sinceramente se robó mi corazón. Me encantó ver cada una de las historias que Jay nos presentó, desde el primer libro Rule, hasta Salvaged, todos tienen algo bonito que aportar y, cada uno de sus personajes de verdad que se meten en el corazón del lector.

Este es mi segundo libro favorito en esta saga spin-off de Marked Men, Saints of Denver. Siendo mi favorito de los cuatro, Built. Del cual hice una reseña también y pueden verla AQUÍ.

Sinceramente yo esperaba que este fuera mi libro favorito. Lo esperaba porque yo ame a Poppy desde el primer momento en que la conocí en Rowdy. Enserio que quería ayudarla y hacerla sentir segura. Quería que tuviera su final feliz después de todo lo que había sufrido y me encantó saber que tendría su propia historia de amor. Wheeler siempre estuvo ahí pero la verdad me sorprendió muchísimo saber que era él quien protagonizaría esta historia junto con Poppy.

Sentí la historia muy bonita. Es una historia de sanación de ambas partes. Tanto Wheeler como Poppy están pasando por momentos difíciles en sus vidas. Ambos están en un proceso de encontrarse a si mismos nuevamente y tratar de echar hacia adelante porque los caminos que venían recorriendo estaban llenos de piedras y grietas que los estaban haciendo caerse una y otra vez. Estos dos se encuentran y de verdad que su proceso mejora muchísimo.

No me gusta mucho la idea de necesitar a alguien más para salir un poco de tus problemas internos. Pero siento que la autora manejo muy bien la situación y no se vio en ningún momento como si Wheeler llegará al mundo de Poppy a salvarla de su agonía ni, como si Poppy llegará al mundo de Wheeler a ofrecerle un consuelo. Ambos se apoyaron en lo que pudieron y se dieron el espacio que el otro necesitaba para sanar sin volverse dependientes el uno del otro.

Una de las cosas que más me gustó del libro fue la relación entre Poppy y Kallie. Ambas pusieron siempre los intereses del bebé y de Wheeler por encima de su orgullo de mujer o de sus inseguridades. Me gustó mucho saber que ambas amaban a Wheeler de manera distinta y eso las unió como amigas. Y me gustó ver en una historia de estas una armonía muy bonita en cuanto al tema del embarazo de Kallie y no que la autora lo usara para agregarle más drama a su trama.

Wheeler realmente es un protagonista del que te enamoras. Creo que el único problema que tuve con él fue al inicio ya que él se encuentra en un momento en el que está medio perdido pero de un minuto a otro, resuelve que quiere a Poppy en su vida. Eso me pareció algo desigual. Siento que la transición pudo ser hecha de una manera más agradable a mis ojitos de lectora porque realmente eso me desenfocó por un momento. Sin embargo, una vez toma la decisión de dejarse llevar por eso que siente cada vez que ve a Poppy, Wheeler se convierte en ese novio que todas queremos. Es un chico adorable, cariñoso y muy cuidadoso con sus palabras y su manera de actuar frente a Poppy. Siempre pone las necesidades de ella y sus preocupaciones primero y está pendiente de cada movimiento que hace con tal de cuidarla y protegerla.

Wheeler se sorprende cada vez que Poppy le demuestra que ella está en la misma página que él. Cuidándolo y queriéndolo y haciendo lo que sea que lo haga sentir felíz y eso realmente generó mucha ternura en mí. “Es lógico que alguien te de amor y no seas tú siempre el que está dando, Wheeler”, me decía yo en mi cabeza.

Poppy realmente es una chica muy valiente. Después de todo lo que le sucedió uno esperaría que ella de verdad se encerrara y no quisiera saber nada de la vida ni de los extraños. Me gustó su resolución hacia salir adelante y empezar a vivir su vida de una mejor manera. Me gustó ver como usó su experiencia para ayudar a sanar a otras personas y, sobre todo, me encantó conocer ese gran corazón que posee.


Lo que siento que realmente no me dejó colocarle una puntuación más alta a este libro fue que me creé unas expectativas demasiado altas para el mismo. Esperaba más de ese romance. Creo que me quede corta y necesito una historia más larga. Me gustó mucho, sin embargo, el epilogo de la misma. Jay de verdad que termina sus dos series, Marked Men y Saints of Denver, con este libro. Sentí muchísima nostalgia al leer esas últimas páginas, me dieron ganas de empezar desde el principio nuevamente todos los libros.

 
Blogger Templates